Diseño criptoeconómico para escalabilidad y sostenibilidad


Foto de Christian L en Unsplash

Esta es la quinta y última publicación de una serie que explora las ideas clave detrás del desarrollo de Nervos. Hoy, nos enfocamos en nuestro modelo criptoeconómico, que está diseñado para optimizar la sostenibilidad y el crecimiento a largo plazo de la red.

Buen diseño criptoeconómico

A menudo hemos hablado sobre los desafíos únicos involucrados en el diseño de una blockchain. Es software, pero presenta muchas de las características del hardware. Por ejemplo, una vez que una blockchain pública está operativa, es muy difícil cambiar las reglas subyacentes que rigen el protocolo.

Al igual que el hardware, una blockchain debe diseñarse cuidadosamente desde el principio, resolviendo efectivamente tantos problemas como sea posible antes de que el sistema esté en funcionamiento. En particular, el sistema debe estar diseñado para ser sostenible. Este es un objetivo de diseño que ha sido prioritario para nuestro equipo desde que comenzamos a construir Nervos CKB hace dos años.

Estructura de incentivos para un crecimiento saludable

La base de cualquier diseño criptoeconómico es su estructura de incentivos. Las blockchains públicas deben construirse para operar durante décadas y más, por lo que es importante que un modelo económico aborde no solo el proceso de consenso, sino que también garantice la sostenibilidad a largo plazo del protocolo general.

La red debe proporcionar una forma sostenible de compensar a sus proveedores de seguridad. Al mantener un valor intrínseco significativo del token nativo de la blockchain, se puede recompensar a una comunidad de mineros o validadores mientras se protege el valor del activo subyacente al modelo de seguridad de la red.

La descentralización duradera de la red es crucial; siempre debe haber una barrera baja para la participación total de los nodos y los recursos de la red pública deben permanecer asignados de manera eficiente y justa.

Una capa 1 sostenible y descentralizada

El protocolo de Capa 1 de Nervos Network, la Base de Conocimiento Común (CKB) ha sido diseñado para ser una plataforma de contrato inteligente sostenible y enfocada en la preservación. CKBytes, los tokens nativos de CKB, representan derechos para ocupar el almacenamiento de estado de la blockchain.

El protocolo restringe el crecimiento del almacenamiento de estado a través de su política monetaria y recauda la renta de estado de los usuarios de estado a través de una estructura de “objetivo de inflación”. Esto resuelve un problema que se encuentra en otras blockchains, donde el estado que ya no está en uso (como el contrato EOS ERC20 en Ethereum) debe almacenarse indefinidamente en todos los nodos, sin costo alguno para el originador del contrato.

La utilidad principal de CKBytes es similar al concepto de “patrimonio” en un caso de uso de preservación, pero también puede funcionar como dinero, cuando se usa para transferir valor o pagar tarifas de transacción. Nervos CKB facilita los tokens definidos por el usuario (UDT), lo que permite la creación sin permiso de tokens personalizados para representar diferentes tipos de activos en la red, sin la necesidad de construir una nueva cadena de bloques pública desde cero.

Nervos CKB está diseñado en torno al “modelo de célula” , inspirado en el modelo UTXO de Bitcoin, con células que contienen datos arbitrarios. Al igual que CKBytes, los UDT se almacenan en células. Los datos de la célula pueden ser estados, como la propiedad de un token definido por el usuario, o un código, como la lógica que controla la operación de un token.

Las células también son inmutables: una vez que se han creado, no se pueden cambiar. Las células sirven como entradas y salidas de transacciones y son los elementos que comprenden el estado global de CKB (al igual que los UTXO en Bitcoin).

El modelo de datos de CKB es diferente del de Ethereum y otras blockchains del modelo de cuenta. En lugar de que el estado se agregue centralmente en los contratos inteligentes, los usuarios son dueños de sus células. Esto permite una renta de estado directa y mitiga los problemas de explosión de estado causados ​​por la tragedia de los bienes comunes. Los propietarios de UDT (almacenados en células) son verdaderamente propietarios– tienen la plena utilización de las células que almacenan sus datos del token.

Una economía descentralizada

El diseño criptoeconómico es uno de los aspectos más complejos del diseño de blockchain y uno de suma importancia. Creemos que es esencial un marco de incentivos y capacidades que permita que un ecosistema amplio, descentralizado, sostenible y cooperativo para que crezca y prospere, dado que el éxito de Nervos Network estará determinado en última instancia por las contribuciones de las personas, los desarrolladores y los proyectos que la utilicen.

Para discusiones o preguntas, checa uno de los canales de Telegram de nuestra comunidad: inglés, coreano, ruso, japonés, español, vietnamita y chino. Únete a la conversación en Nervos Talk.