Cómo el CKByte de Nervos obtiene su valor


Foto de imgix en Unsplash

¿Qué queremos decir cuando hablamos del valor de un token?

Esta es una pregunta clave para cualquier proyecto descentralizado, y es una en la que hemos pensado cuidadosamente al diseñar el CKByte como el token de protocolo de Nervos Network.

En última instancia, creemos que el valor de un token se deriva de su función o utilidad fundamental.Algunas veces esta función existe dentro de una única dApp o servicio. Los tokens que coinciden con esta descripción pueden considerarse tokens únicos de la plataforma, que permiten–y son obligatorios– para que los usuarios realicen ciertas acciones dentro de una dApp. Los tokens también pueden funcionar a nivel de red, integrados en un protocolo. Estos son tokens nativos o de protocolo, como el CKByte. Para determinar cómo un token de protocolo como CKByte deriva su valor, primero debemos pensar en los objetivos de Nervos Network. En una red bien diseñada, hay un objetivo o un conjunto único de objetivos consistentes.

El objetivo fundamental de Nervos Common Knowledge Base (CKB) es almacenar valor a lo largo del tiempo.

Esto se basa en diferentes tipos de participantes–poseedores de CKBytes, personas que almacenan datos en CKBytes, mineros de CKBytes–para desempeñar sus funciones a fin de que el conjunto funcione de manera efectiva y logre este objetivo. Las acciones rentables de cualquiera de estos participantes hacen que la red sea mejor para almacenar valor con el tiempo. Si el token nativo está bien diseñado, cuantas más personas participen en el almacenamiento de valor, mejor será la red.

El token nativo de una red también debe proporcionar los incentivos correctos para todos los participantes, alentándolos a actuar de una manera que promueva el objetivo u objetivos generales de la red.Una estructura de incentivos efectiva es aquella en la que, si cada participante actúa en su propio interés, por definición también actúa en el mejor interés de la red. Además, si alguien actúa en el mejor interés de la red, se beneficiará. Esta es la esencia del buen diseño de token.

Si el objetivo fundamental de Nervos es ser un buen depósito de valor, el activo nativo–CKByte–debe poseer el valor suficiente para almacenar de manera efectiva los activos que están en la red, incluso cuando la cantidad y el valor de esos activos crecen con el tiempo. Puedes guardar los juguetes en una caja de cartón, pero los objetos de valor como las joyas necesitan algo más seguro, como una caja fuerte. Del mismo modo, Nervos debe poder almacenar de forma segura los activos de mayor valor a lo largo del tiempo. Entonces, en un sentido real, el token CKByte es una representación del valor del almacenamiento en sí.

CKBytes como medio de intercambio

Los CKBytes también tienen valor como medio de intercambio. Las personas que intercambian divisas no se preocupan por el valor que almacena per se– un comerciante no se preocupa directamente por el valor de todos los activos que se mantienen en dólares o euros, por ejemplo. Lo importante es que la moneda se use de manera confiable, a cambio de bienes. Como el dinero, un activo solo puede tener éxito si las personas están dispuestas a aceptarlo como algo valioso. Y para lograr esto, la moneda debe tener cuatro características: resistencia a la censura, descentralización, sostenibilidad y alta seguridad.

El CKByte posee las cuatro características. A medida que Nervos CKB gane adopción y aloje más tokens definidos por el usuario, su seguridad aumentará en conjunto. Es resistente a la censura como una blockchain Proof-of-Work. Está descentralizada como una cadena pública, sin permiso, a la que cualquiera puede unirse o irse, y que cualquiera puede minar. Y es sostenible porque no depende exclusivamente en las recompensas de bloque para compensar a los participantes.

Tokens personalizados y seguridad de tokens

El token nativo CKByte siempre debe tener el valor suficiente para almacenar tde forma segura todos los tokens personalizados en la red. Esto se logra a través de un modelo innovador de token-economía, destinado a resolver problemas, como el ‘state bloat’, que amenazan otras blockchains. Si un desarrollador crea un nuevo token en Nervos que las personas adquieren, esas personas deben almacenar el token usando CKBytes. Entonces, cada vez que surja la demanda de un token personalizado, la demanda del token CKByte nativo debería aumentar, así como resultado de este requisito de almacenamiento. Esto a su vez aumenta la seguridad de todo el almacenamiento en la red, lo que resulta en un ciclo autosostenible.

Valor impulsado por la adopción

En última instancia, CKBytes obtiene valor de dos fuentes: su función esencial que respalda la actividad de Nervos Network, y a través del valor que las personas le otorgan como una unidad de intercambio confiable. Mientras que el primero existe ab initio, el segundo debe surgir de la adopción por parte de los desarrolladores y usuarios. Debido a que todos los aspectos de Nervos Network y CKB están diseñados para ser mutuamente beneficiosos, bien alineados y auto fortalecedores, la primera fuente de valor impulsa a la segunda.

Ahora que CKB mainnet está en vivo, CKBytes puede aportar su valor a la economía descentralizada.

Para discusiones o preguntas, únete a uno de los canales de Telegram de nuestra comunidad: inglés, coreano, ruso, japonés, español, vietnamita y chino.

Síguenos en Twitter y visita Nervos Talk para obtener actualizaciones de la comunidad y para revisar los RFC del Programa de Subvenciones.

1 Like